imatge fons header

Turismo y Salud

Cada vez son más evidentes los beneficios que los ecosistemas marinos y la biodiversidad marina aportan a la salud física y el bienestar mental de las personas.

En este sentido, la práctica de actividades en un ecosistema marino, ya sea desde relajarse o caminar por la playa hasta hacer submarinismo o pesca recreativa, puede conllevar efectos beneficiosos para la salud y el bienestar de las personas en diferentes maneras.

Inmemo via pixabay

La práctica de actividades físicas es ampliamente sabido que ya es, en sí, beneficiosa para la salud. El deporte, aparte de mantenernos en buena forma física, ayuda a prevenir enfermedades tan graves como la obesidad, enfermedades coronarias y reducir factores de riesgo cardiovascular e, incluso, hay algunos estudios que indican que puede tener potenciales efectos beneficiosos en la lucha contra diferentes tipos de cáncer. Con todo, los beneficios que pueden conllevar las actividades recreativas en un entorno costero para el bienestar mental de las personas aún no han están bien estudiados. Hay estudios recientes que indican que la práctica de deportes en un entorno natural, sobre todo en la costa y en el mar, como en la iniciativa "Blue Gym", aparte de contribuir en la salud física también ayuda en el bienestar y la buena salud mental de las personas. Así, estas actividades pueden contribuir a prevenir enfermedades como la depresión y el estrés, ayudando a la recuperación de otras enfermedades; incluso hay estudios que indican una posible mejora cognitiva de las personas con enfermedades tan graves como el Alzheimer.

En este sentido, un estudio reciente efectuado en la costa Inglaterra demuestra que las personas que viven cerca la costa llevan un estilo de vida más saludable en comparación con las personas del interior, hacen más actividad física y sufren menos estrés y depresión. A pesar de estos estudios, estos efectos en las costas mediterráneas, donde el turismo es un sector económico clave, aún no se han investigado. Hoy en día el Mediterráneo es una de las zonas más turísticas del mundo, representando casi un 35% de las llegadas internacionales de turistas y los ingresos del sector a nivel mundial. La costa mediterránea ofrece para estos visitantes un entorno para la relajación y la práctica de actividades físicas, que se traduce en placer y que contribuye a la salud de las personas indirectamente. La práctica de actividades recreativas en el mar es uno de los principales atractivos para estos turistas que buscan disfrutar de nuestras aguas. Entre ellas encontramos el submarinismo, la náutica de recreo, el kayaking, la pesca recreativa, el avistamiento de delfines y ballenas o incluso pasear junto al mar. En este sentido, se necesitan nuevos estudios para demostrar la contribución del turismo a la salud de las personas de manera que lleguemos a lograr un turismo sostenible y saludable.

Este web utiliza "cookies" propias y de terceros para ofrecerle un mejor servicio, al navegar el usuario acepta su uso Más info
ACCEPTAR